jueves, 29 de noviembre de 2012

WE DON´T NEED ANOTHER HERO


Un héroe para sacarnos de este atolladero nos vendría muy bien. Enviado de otro planeta, como en las historias de ficción, para encontrar la salida mágica que no somos capaces de localizar.

Queremos vivir sin esta angustia diaria que nos está asfixiando.

Nos gustaría que un héroe acabase con esta depresión económica y social.

Y todos, o casi todos, coincidimos en que no queremos más héroes que vengan a prometer lo que no cumplirán nunca; ni aquellos que después hacen lo contrario de lo dicho.

No queremos héroes de pacotilla, ni de tercera, ni de segunda. Queremos uno de primera que vuele por encima de todas las estafas y saqueos que nos han llevado a este triste y dramático momento histórico.

No queremos políticos de boca tuerta, falsa expresión, ni de cejas levantadas, ni nacionales ni nacionalistas, con salidas de pata de banco para ocultar sus verdaderas miserias. No queremos más mentirosos; y sobre todo, no queremos a aquellos que despilfarran el dinero público, ni a los que aprovechando que no les vemos, cuando no están en público, se quedan una parte de lo presupuestado, o exigen comisiones ilegales a cambio de favores políticos, adjudicaciones o beneficiosos negocios para intereses privados.

No queremos a los que nos han arruinado.

Estamos hartos de bocazas que dicen algo llamativo para el titular del día que mañana será viento del olvido.

Ni en una situación tan grave como la actual afloran todos los casos de corrupción. Los que conocemos son la punta del iceberg, hay muchos escondidos y una gran parte no se conocerá nunca por motivos variados. Si saliera a la luz pública toda la porquería, el sistema político actual se desmoronaría e incluso el financiero, que ha sido apuntalado con decenas de miles de millones de euros públicos.

Son demasiadas grietas y no encontramos un material apropiado para taparlas. Es la cimentación la que está dañada, no son fisuras superficiales, nadie se atreverá a llegar tan lejos. Se ponen paños calientes para aguantar, hasta 2014 o 2015, esperando que todo mejore sin reformar a fondo los sistemas que no funcionan bien.

Tendremos que salir de este lodazal, los que podamos, sin esperar ninguna gran transformación. Se perderá una gran oportunidad. Por eso no vendrá ningún gran héroe a salvarnos; no lo merecemos.

sábado, 10 de noviembre de 2012

ANA BOTELLA INÚTIL POR EXCELENCIA


Siendo el momento de demostrar que es responsable ante la ciudad que gobierna no lo ha demostrado. Por ello, mantenemos lo escrito el pasado 4 de noviembre: Ana Botella debe dimitir. No es útil a la sociedad, ni al ayuntamiento que preside. Ha sido incapaz, de ahí su inutilidad, de poner los puntos sobre las íes "desde el minuto uno" -la expresión del minuto uno la ha usado la propia Botella para defender su papel-.

Sin saber sus idas y venidas al spa lisboeta ya nos parecía que por su incapacidad de liderar el esclarecimiento de los hechos y de exigir la depuración de responsabilidades, caiga quien caiga, debía dimitir. El asunto de Lisboa lo agrava más todo.

El contubernio entre políticos y empresarios ni ha acabado ni acabará nunca en este país porque forma parte de la cultura española y está tan enraizado que no se puede erradicar. Por mucho que lo intenten unos pocos. Eso sí, cuando una tragedia, en la que mueren cuatro jóvenes, pone al descubierto los oscuros tratos de favor: Hay que ser valiente tomando las riendas, en este caso la vara de mando de alcaldesa, para que la verdad resplandezca. Una comisión interna de investigación es insuficiente; Botella la descartó el 6 de noviembre y días después la anuncia para evitar una investigación independiente. Otro motivo más para pedir la dimisión de Botella.

Que sea esposa de un ex presidente del Gobierno de España no debe influir en ninguna valoración política sobre la valía de Ana Botella, siempre que la demuestre. Si no la demuestra y entonces sí hay que pensar que por ser quien es ha sido la segunda de a bordo con Ruiz Gallardón, apreciado por Aznar, y ha acabado siendo alcaldesa de Madrid sin ganar unas elecciones. Como alcaldesa incompetente debe marcharse, las inauguraciones y los actos de postín se han acabado. 

Ahora hay que afrontar una situación difícil y llegar al fondo de la verdad para conocer qué irregularidades se han cometido y quienes son los responsables de las mismas. Su expresión, en la imagen superior, no es la de una persona dispuesta a afrontar las consecuencias de la tragedia de Madrid Arena y su respuesta -"no"- en rueda de prensa a la pregunta "¿piensa dimitir?" es un no lanzado de una forma altiva con un toque de desprecio hacia quien pregunta. Debe marcharse. No se irá porque la dignidad de dimitir cuando toca no forma parte de la conducta habitual de los políticos españoles que se resisten como gato panza arriba a abandonar sus cargos. Por ello, hay cada vez una mayor distancia entre los ciudadanos que piden gestión responsable, eficaz, y la llamada casta política que va representando menos los intereses generales y más los particulares.

domingo, 4 de noviembre de 2012

MADRID ARENA, ESPAÑA CAL


Una de cal y otra de arena. Para rematar mezclamos arena y cal con fango putrefacto. España es un país con demasiados estafadores, malversadores, prevaricadores, mentirosos y delincuentes sin escrúpulos. A pesar de los escándalos, de todo tipo, aún campa a sus anchas en España la codicia; como si no hubiese sucedido nada desde finales de 2007 cuando el gran globo inmobiliario empezó a perder aire mostrando lo miserables que podemos llegar a ser.

La tragedia del Trhiller Music Park en Madrid Arena -durante la madrugada del 1 de noviembre- en la que han perdido la vida cuatro jóvenes, Belén, Cristina, Katia y Rocío, se podría haber evitado. Una mejor organización de seguridad preventiva, distribución por áreas de los asistentes y sobre todo un estricto control del aforo permitido para no ser sobrepasado en ningún momento, habrían la avalancha mortal.

La máxima que muchos empresarios de grandes espectáculos sí respetan es la de no sobrepasar el aforo permitido. Es ilegal sobrepasarlo y pone en peligro a los asistentes. No respetar el aforo es una irresponsabilidad que puede tener consecuencias fatales. Este evento, que acabó con muertos y heridos por avalancha humana, parecía concebido más como un engendro para ganar dinero que como un festival de música para la diversión sin riesgo de miles de jóvenes. Si en la pista central sólo caben, con seguridad, 3680 personas: No caben más. El resto de asistentes deberían haber tenido otro tipo de entrada, más barata, para acceder a las otras zonas, igualmente con aforo limitado, de Madrid Arena. O los interesados en estar en la pista central deberían haber pagado más siempre con el límite de entradas emitidas según aforo marcado. Es algo básico. Quien transgreda algo así y se salte las pautas de seguridad está exponiendo a todos los asistentes a un riesgo de consecuencias impredecibles.

En este caso el Ayuntamiento de Madrid es responsable civil subsidiario tras el promotor de este desgraciado evento. Un promotor que no está ni al corriente en el pago a la Seguridad Social, al que el consistorio madrileño no rechazó para alquilar Madrid Arena porque la empresa pública Madrid Espacios y Congresos no está obligada a exigir ese requisito, sí la  administración pública pero no una empresa pública -aunque dependa de arcas públicas-. Lo que sí puede hacer la empresa pública, y al parecer no hizo, es controlar el estricto cumplimiento de las normativas de aforo, seguridad y desalojo de un local de propiedad pública arrendado.

Y todo lo que se le ocurre a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en lugar de asumir fallos de control, es anunciar que los eventos "de estas características" no se volverán a celebrar en recintos municipales de Madrid. Anuncio hecho con cara de circunstancias y con verdadero pánico escénico. Entonces, si no puede asumir los fallos de control que se han dado en este y posiblemente en eventos anteriores, lo que debe hacer es dimitir por su manifiesta incapacidad para liderar un equipo de gobierno poniendo los puntos sobre las íes, caiga quien caiga. El temor a gobernar es lo peor que le puede pasar a un cargo público. Por ello, debe dimitir y no lo hará porque en España no se dimite: Se aguanta agarrado, o agarrada, al sillón institucional hasta que escampe.

Lejos queda la imagen de aquella Ana Botella a principios de los noventa, esposa del candidato popular José María Aznar que después ganaría las elecciones generales de 1996, pidiendo en los medios de comunicación una regeneración de la política española ahogada por el felipismo. Quién te ha visto y quién te ve, Ana Botella. Ahora, cuando no se trata de una inauguración, ni de un acto para mayor gloria de cargos públicos, es incapaz de asumir la vara de mando y anunciar una investigación interna para ver qué resortes del Ayuntamiento de Madrid han fallado, aunque la gran responsabilidad sea del promotor de la fiesta musical. Por ello, debería tener la decencia de marcharse a casa ya que no piensa ejercer la autoridad pública que el pleno le ha otorgado -los ciudadanos estrictamente no, puesto que las elecciones las ganó el ahora ministro Alberto Ruiz Gallardón-.

Lo publicado, las presuntas irregularidades cometidas en este caso, evidencia que nuestro país sigue instalado en la cultura del dinero fácil y del todo vale. El mercadeo entre políticos y empresarios continúa en la vida española pese a todo y pese a todos. Millones de ciudadanos esperan en vano un cambio de conducta, de control; en definitiva, esperan una ética que no llega.

Por eso es más doloroso ver las imágenes de Madrid Arena con jóvenes aplastados en un embudo absurdo y mortal, porque es la lamentable confirmación de que el ansia de ganar dinero pasará siempre por encima de una sociedad que no quiere ser aplastada, engañada, esquilmada, ni estafada.

*Las dos imágenes que acompañan este texto han sido tomadas en la trágica madrugada del 1 de noviembre de 2012 en Madrid Arena.

domingo, 7 de octubre de 2012

MAS MISERABLE QUE CATALAN

Ya cansa tanto victimismo. 

Es miserable utilizar los sentimientos de los catalanes para enmascarar la actual crisis y especialmente la bancarrota de la Generalitat de Catalunya. Como en tantas sociedades, actuales y pasadas, un dirigente desvía la atención  hacia lo emocional y la utopía -que puede incluso llegar a hacerse realidad-, para escabullirse de su responsabilidad, la de afrontar una situación insostenible: No hay dinero ni para pagar las nóminas de los funcionarios catalanes. 

"Endavant". "Adelante". "Seremos más libres". ¿Seremos menos miserables?. De la ruina a la miseria hay poco trecho.

Llorar con nacionalismos trasnochados, sin ver la realidad y la transformación del mundo es pensar que Catalunya puede ser un Estado. Y lo podría ser. ¿A qué precio? De entrada fuera de la Unión Europea -no sólo de España- y fuera del euro con todo lo que implicaría. Sería un pequeño país con una deuda calificada como bono basura y escaso margen de maniobra en todos los sentidos.

No es Cataluña el problema, es Europa. Es lo que nos debe preocupar. Querer ser más pequeños aplicando políticas de campanario es precisamente lo que quieren los enemigos de Europa.

Ver sólo el ombligo catalán o de cualquier otro lugar nos hace pequeños en un mundo con problemas más complejos que una bandera o un Estado propio pequeño.

Da pereza escribir sobre la cuestión catalana. A estas alturas del siglo XXI tenemos que afrontar este asunto en el momento más absurdo.

Mas es más miserable que catalán. La ruta soberanista del President de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas es un viaje a ninguna parte.

Catalunya debe afrontar unos intereses diarios de 4 millones de euros; su deuda pública está situada en 44.000 millones de euros y separarse de España, algo que rechaza la Europa avanzada, implicaría recibir la cuota correspondiente de la deuda soberana. Una cuota que nunca sería inferior a 100.000 millones de euros. Es decir, Catalunya sería un Estado basura donde no se podría mantener ni el actual sistema de pensiones.

El problema, incluso negociando un nuevo pacto fiscal, es la gestión del actual y de los anteriores gobiernos catalanes. Dilapidación de capitales públicos y corrupción, esa es la marca que lastra el sueño catalán. Hay un déficit anual de unos 9.000 millones de euros que una gestión sensata habría evitado. Pero de eso no se habla. Sí de la expoliación  de España a Catalunya. Para acusar se han de poner todos los números encima de la mesa y ahora las cifras están en contra de Mas y de todos los presidentes catalanes anteriores. 

Inverosímil, peligrosísimo, es como se ve el sueño independentista desde la sede de La Caixa en la avenida Diagonal de Barcelona -con el 70% del negocio fuera de Catalunya- o en el Banco Sabadell que acaba de comprar CAM -antigua Caja Mediterráneo- por un euro para hacerse cargo de otra gran ruina española, eso sí con ayuda pública estatal.

Y así, seguiríamos. La realidad es tozuda y no verla es lo peor que le puede pasar a un político que sólo quiere ondear una bandera en tiempos en los que no hay mástiles que las puedan sostener.

domingo, 16 de septiembre de 2012

PORTUGAL, COMPAÑERO DE VIAJE

    Hunter Halder recoge comida en restaurantes de Lisboa para repartirla con su bicicleta entre nuevos pobres.
                              
Hoy me siento portugués. Su terrible momento se parece mucho al nuestro. En Portugal se ha perdido la esperanza; en España cada día que pasa no sentimos más desesperanzados.

Portugal está aplicando las medidas que se le han exigido para ser rescatada por la Unión Europea. Y cuanto más se esfuerza el país luso más se hunde. La comparación que hacen varios medios portugueses de que cuanto más se mueve Portugal, en el fango movedizo, más se hunde, es certera. Es desesperante. La mano europea no parece estar tendida para sacar a Portugal de las arenas movedizas sino para hundir más al país en ellas.

Hay menos paro en Portugal que en España, unos nueve puntos menos, y el IVA, gracias al rescate europeo, está en el 23%, dos puntos más que el español. Si bien el IVA cultural de Portugal está por debajo del IVA homicida cultural español que ha pasado del 8 al 21%.. En Portugal el IVA de los acontecimientos culturales se ha quedado en el 13%.

La troika vigila que Portugal cumpla con las condiciones de rescate. 78.000 millones de euros para salvar a Portugal; lejos de sentirse salvados, los portugueses se sienten condenados por lenta asfixia a un ahogo seguro. Es la omnipresente austeridad merkeliana que sin medidas de estímulo sólo empobrece más y más.

Cobren menos, gasten menos y devuelvan lo prestado. Cobrar menos, e incluso no cobrar nada al perder el trabajo, lleva a gastar menos: En Portugal ahora se gasta menos, lo que lleva al cierre de los negocios que dependen del consumo. Así, el Estado recauda menos y tiene menos posibilidades de cumplir con los objetivos pactados y con el programa de devolución de lo prestado. Ya se ha cambiado el límite del déficit en Portugal para 2012 y 2013. El límite del 3% de déficit se deja para 2014.

Pasear  por las ciudades portuguesas nos entristece. Es inevitable. Comercios que cierran, restaurantes vacíos o medio vacíos cuando acaba la temporada turística...y lo que más nos conmueve es la mirada de los portugueses. Hay que mirar el fondo de los ojos de nuestros vecinos hermanos para sentirnos más cerca. Para notar que la crisis, con mil matices, es la misma. Es la crisis de un sistema que no tiene soluciones para sus oxidados motores.

No hay esperanza porque los responsables políticos sólo tienen medidas de austeridad y éstas no funcionan. Todos tenemos en la mente una medida concreta gubernamental que es una gran equivocación; en España o en Portugal, da igual. El paquete de todas las medidas no es sino la incapacidad para moldear un nuevo sistema.

Por eso hoy, Oporto está mi corazón, como lo está Lisboa; o cada ciudad y pueblo portugués. Estoy en una calle silenciosa de Lisboa en la que flotan pensamientos desesperanzados de lisboetas que temen la llegada de un invierno crudo y una primavera sin flores de ilusión. Me fijo en una joven pareja que pasea a su hijo y siento que cualquiera de nosotros podría ser el pequeño lisboeta que crece sin la esperanza de sus padres, obligados a recortar toda clase de gastos. Somos la generación del recorte. Un recorte que une al joven titulado sin trabajo, al parado de cualquier edad y al abuelo que ayuda a los hijos, a los nietos, que se encuentran al borde de la indigencia.

Unidos en la desgracia fatal causada por otros. No es precisamente la joven pareja lisboeta que tengo delante la causante de esta debacle económica. Todo lo que puedo escribir también lo estás pensando tú que lees estas líneas. Cada vez comprendemos más y nos da más rabia que tengan que pagar justos por ladrones en este sinsentido actual europeo.

sábado, 4 de agosto de 2012

ESPAÑA, RUINA ABSURDA





Aeropuerto de Ciudad Real, cerrado el 13 de abril de 2012. Con la pista más larga de Europa: 4,2 kilómetros, para recibir al mayor avión de pasajeros del mundo que nunca llegó. Sus cifras son escalofriantes:  Con capacidad operativa de 2,5 millones de viajeros anuales; en 2010, 33.520 pasajeros y en 2009, 53.557. El gobierno castellano manchego llegó a aportar 100 euros por cada viajero que llegaba al aeropuerto. La BBC ha intentado conocer, en este tórrido verano -27 de julio de 2012-, qué ha costado este aeropuerto y ha obtenido cifras de coste de construcción que van de los 350 millones a más de 1000 millones de euros. No se sabe qué ha costado.

En Europa nos miran con enorme desconfianza. No hubo ningún plan de viabilidad para esta instalación fantasma sólo un plan de construcción. Todos conocemos otros ejemplos desastrosos.

Esta es la ruina que acompaña de fondo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy -heredero de Rodríguez Zapatero; heredero de Aznar y de sí mismo-, en su primera comparecencia tras un Consejo de Ministros -3 de agosto de 2012-. Ha esperado 8 meses para hacerlo y en lugar de entrar por la parte frontal lo hace de tapadillo desde el fondo de la sala aprovechando la espalda de los periodistas.

No se puede tapar la ruina española. El análisis periodístico de que no habrá ayuda, sólo humillación, es certero. Tan certero como que las pensiones acabarán recortándose en España. Ya lo ha anunciado Rajoy, el inmóvil, "las pensiones no se van a recortar". Lo que significa todo lo contrario.

Gastamos anualmente unos 90.000 millones de euros más de lo que ingresamos en España. En los últimos cuatro años arrastramos 350.000 millones de euros de déficit. La deuda pública española se financia con intereses insoportables. Nuestra deuda externa, recordada por el propio Rajoy, es de 900.000 millones de euros. Sólo tenemos dinero público para aguantar, sin rescate europeo, unos meses -se habla de dos meses-. No se puede cuadrar un círculo: agujero negro que nos puede engullir a todos.

Recortar en coches oficiales o subvenciones absurdas es una anécdota. No se cierran televisiones autonómicas, ni se prescinde de las Diputaciones provinciales, ni se eliminan Consejerías autonómicas, ni se aborda una verdadera reforma de la estructura de un Estado con unos 445.000 políticos. Aún así, el 70 por ciento del gasto de las autonomías está centrado en educación y sanidad. Ni se dice qué autonomías están en quiebra técnica, además de las destacadas como Cataluña o Comunidad Valenciana. ¿Quién le pone el cascabel al gato? Nadie.

No hay solución. La Constitución Española nació de un gran pacto,"café para todos"; no vamos a volver al Estado pre autonómico. Nos hundimos con nuestras banderas. Enseñas manchadas con barro del lodazal hispano-popular, socialista, nacionalista, corrupción de todos los colores-.

El enfado de los ciudadanos que no han participado en la orgía de dinero público dilapidado, malgastado, robado, es cada vez más palpable. Los que asistimos, con la razón en  la mano, a esta quiebra del Estado y de sus autonomías, sin olvidar a los ayuntamientos que tienen deudas milenarias, no  tenemos por qué pagar los platos rotos de una bacanal que contó también con promotores inmobiliarios sin escrúpulos, cajas de ahorros politizadas dispuestas a financiar cualquier desastre financiero como el Aeropuerto de Ciudad Real -Caja Castilla La Mancha-, sin exceptuar bancos como Banco de Valencia.

Mientras, todo son palabras europeas y no verdaderos hechos de apoyo. No somos de fiar.


España, España, quién te ha  visto y quién te ve. A punto de pedir el rescate hincando la rodilla en el barro.

martes, 17 de julio de 2012

ESPAÑA SIN SALIDA


"Que se jodan" es la puntilla, no será la última, que distancia más a los políticos de los ciudadanos. Ya puede pedir perdón la diputada Andrea Fabra que la sociedad ha grabado en su memoria su comportamiento grosero en un pleno de recortes históricos como el del 11 de julio de 2012. Lo que ha calado es el desprecio; la actitud de prepotencia al escupir en la sala "que se jodan".

La persona de la imagen está angustiada. Si alguien le dijera "que te jodas", le haría daño. No vemos ningún arrepentimiento profundo en la carta de la autora del exabrupto parlamentario. Es una carta de trámite para seguir en la casta política, sin dimitir.

Es miserable que en este mismo instante haya políticos tan distanciados de los problemas de personas reales. Y aún lo es más que, pese a todo, haya cargos electos trapicheando, en este momento, para llevarse dinero sucio al bolsillo, sea robado u obtenido mediante comisiones ilegales. Sigue ocurriendo.

Es la España de las personas dignas la que mira con repugnancia a quienes nos han llevado y nos llevan a la ruina.

Es comprensible, respetable, que quien no resista más este ambiente asfixiante opte por hacer las maletas y marcharse a buscar una salida en otro país. España es un callejón sin salida para muchos. La tierra de las oportunidades se ha convertido en el país del llanto diario. Un país hundido por la corrupción, el despilfarro y los despropósitos económicos de esferas públicas, privadas y financieras.

Por eso, gritar "que se jodan" es una cuchillada en el corazón de muchos ciudadanos que esperan respeto, delicadeza, seriedad y valentía para recortar por donde se debe recortar. No por los más débiles, los parados.

Más de 40.000 españoles han dejado España entre enero y junio de 2012. Según el INE -Instituto Nacional de Estadística-: 40.625. El ritmo ya supera mensualmente los 6.000 familiares, amigos, vecinos, conocidos y desconocidos con nacionalidad española que se van a otro país a buscar una salida. Se van más de los que vuelven -en el citado periodo han vuelto 17.000-, algo que no ocurría desde hace más de 30 años. Y creciendo. En 2011 el ritmo mensual de salida de España era de 3.000 emigrantes y sólo algunos meses se llegaba a los 4000. El flujo de emigración crece de forma imparable. Las nuevas medidas del Gobierno, estamos seguros, animan a seguir marchándose de este país.

Son muchas las lágrimas que se quedan en asientos de aviones, trenes, barcos o autobuses.

En otra tierra, Reino Unido, Estados Unidos, Alemania, Ecuador, Suiza y Venezuela -por orden de importancia-, los emigrantes españoles del siglo XXI buscan otra oportunidad para volver a sonreír.

Con los mejores deseos para todos ellos y que nadie les diga nunca: "Que se jodan".

sábado, 14 de julio de 2012

¡QUE SE JODAN¡ ... Y QUE LES DEN¡


Andrea Fabra pide disculpas a su modo. No se refería a los parados, sostiene. Viene a decir así que los que se han de joder son los socialistas; el exabrupto "¡que se jodan¡" iba dirigido, según ella, a un diputado socialista que insultaba. En el vídeo, repetido una y otra vez, se puede ver claramente que no se dirige a una persona concreta.

Es una parlamentaria preparada para asistir al Congreso de los Diputados y exclamar en voz alta "que se jodan" cuando sus compañeros de bancada popular aplauden al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras anunciar que también habrá recortes en las prestaciones de desempleo con la consiguiente bronca de los diputados de la oposición. (Miércoles 11 de julio de 2012).

Es hija de Carlos Fabra, quien lo ha sido todo en el PP de Castellón, en decadencia por escándalos judiciales, y uno de los principales valedores del ex presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps. Un micrófono abierto captó, tiempo atrás, como Fabra padre llamaba "hijo de puta" al diputado socialista Francesc Colomer.

De tal palo tal astilla. En la imagen superior se puede ver a Fabra hija desafiante haciendo una peineta al salir en vehículo tras la sesión parlamentaria de los recortes. En la segunda se la puede ver en una imagen de archivo con su padre.

No puede negar lo innegable. Andrea Fabra ha gritado: "¡Que se jodan¡".

Que se jodan los demás. Que se joda el supuesto diputado socialista -que no identifica-. Que se jodan los parados; metidos también en este embrollo. Que se jodan los que ya están jodidos. Y que se jodan los que aún no lo están.

¡Que se jodan los españoles, qué caray¡

Nos podemos joder todos los que pagamos el sueldo a Andrea Fabra, mes a mes, por asistir a sesiones parlamentarias a lanzar coces verbales. Sumando retribución como diputada -39.394´18 euros-; asignación por la presidencia de la Comisión parlamentaria de Sanidad y Servicios Sociales -14.650´72 euros- y la indemnización -21.886,32 euros- por ser diputada electa en Castellón, pese a residir en Madrid, obtenemos  lo que percibe anualmente en bruto de las Cortes Españolas: 75.931,22 euros.

El correo electrónico de Andrea Fabra está que arde -se puede encontrar en la Red-. Los ciudadanos que piden su dimisión ya pueden joderse, no dimite. El gesto hecho desde el automóvil que la traslada, es propio de su forma de pensar. La misma  que la impulsa a gritar "que se jodan".

Hay que joderse. Con el mismo verbo que usa la diputada Fabra.

lunes, 9 de julio de 2012

"MERKACHIFLES" EN EL RASTRO DEL EURO

Mercadeo de baja estopa.

En eso estamos. La Europa solidaria no existe; ha sido un sueño. Se resiente la unión monetaria sin haber llegado a la unión bancaria ni fiscal. Sin solidaridad: Hay socios europeos prestamistas, países europeos prestatarios y socios en vías de ser prestatarios.

Papel mojado y palabrería. Acuerdos que lo son a medias. El acuerdo europeo del 29 de junio para recapitalizar a la banca española queda en el aire con declaraciones posteriores. España exige que se cumpla. Los mercados vuelven a sacudir la deuda española. (Cuando escribimos este artículo estamos pendientes de la nueva vuelta de tuerca del Eurogrupo a España).

Merkel es una figura política de mirada corta que se ha empeñado en fijar condiciones asfixiantes. Retorcer el pescuezo a quien le falta el aire es justamente lo que puede ahogarlo. Se está forzando a que países como Grecia, Portugal, Irlanda o España, caminen por la tortuosa y dolorosa vía de la deflactación salarial agravada con aumentos de impuestos y recortes de gasto público. Aún se han de bajar más los sueldos de los españoles. Hasta que seamos más competitivos o hasta que la recesión se consolide como depresión y de ahí a una Gran Depresión no faltará mucho.


Para redondear vamos de chulos. Así, a la imagen corrupta que ya tiene España añadimos la de chulesca. Se nos llena la boca de eufemismos y de chulerías. Al presidente del Gobierno en la escandalosa rueda de prensa del pasado 10 de junio con eufemismos, tono y remate final: "esto ya está resuelto me voy al fútbol". O en una reunión del Eurogrupo -9 de junio- al ministro español Luis de Guindos que espeta a sus colegas europeos de Economía y Finanzas que como no ayuden a la banca española "ya pueden ir preparando 500000 millones de euros para rescatar a España y otros 700000 millones para salvar a Italia a continuación".

Pese a todo: Aún hay posibilidades de salir airosos de esta crisis que puede durar diez años. A finales de 2017 podríamos estar en un nuevo ciclo expansivo -hasta la nueva crisis que podría producirse en 2023-

Si bien, con los actuales políticos podemos ir abocados a un desastre absoluto con la ayuda de los estercoleros, aquellos que han convertido en estiércol, y en basura tóxica, negocios bancarios que hoy son una ruinosos. Bancos hundidos que están tensando la cuerda en Europa. Nos ayudan no por salvarnos, sí para evitar el efecto dominó que pasaría de España a Italia y de ahí a Francia y Alemania.

"No habrá prestación sin contraprestación" -Merkel dixit-. La canciller alemana es inflexible. La vamos a pagar bien cara. No saldremos de rositas. No nos perdonarán nuestra bravuconería o necedad tras los últimos acuerdos europeos; ni nuestras conductas temerarias, propias de saqueadores, en el sistema financiero -Bankia, CAM, Caja Castilla-La Mancha...- ni los grandes desastres en las administraciones públicas llevadas a la quiebra técnica-.

La imagen superior muestra a la canciller alemana Angela Merkel en Ischia -Italia- en una visita privada reciente. Reuters

lunes, 2 de julio de 2012

LA ROJA SENSACIÓN DE VIVIR

ESPAÑA HACE HISTORIA EN FÚTBOL


Ninguna selección nacional ha logrado la triple corona que ostenta la española.
El país lo celebra como una gesta de grandes héroes
y a esa categoría elevamos a los jugadores de La Roja que han dado una clase magistral de fútbol. Mágica en Kiev. Inapelable.


Ganar la Eurocopa 2012 no mejora, lamentablemente, nuestra prima de riesgo ni los intereses de los bonos a diez años que requieren otro tipo de gestas. Sí da una alegría a un país aún más hundido en la recesión que el año pasado.


España triunfa en fútbol pero no en limpieza de basura acumulada por la corrupción nacional.
Eso lo dejamos para más adelante. Algo que forma parte de nuestra forma de ser. Aplazar.


Ahora toca celebrar y gritar que somos los mejores.
En fútbol: Sí.

viernes, 22 de junio de 2012

A TRES TOMATES DEL RESCATE

                                                                                   Sugerencia de presentación


Los bancos primero. Oliver Wyman y Roland Berger aumentan notablemente las necesidades de los bancos españoles calculadas por el Fondo Monetario Internacional -FMI- que eran de 37000 millones de euros. En el peor de los escenarios, Wyman dice que las necesidades de capital estarán entre 51000 y 62000 millones de euros. Berger se queda en 51800 millones en el escenario menos deseado. En un "escenario base" Wyman se sitúa entre 16000 y 25000 millones de euros y Berger en 25600 millones de euros para los bancos intoxicados. Las auditorias encargadas a Wyman y Berger según el  subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, "han costado en torno a los dos millones de euros, las dos. Son precios de mercado que incluyen el trámite de urgencia del encargo".

El gobierno español ya puede pedir el tomate. "La presentación de la petición de la asistencia financiera es una mera formalidad, ese no es el tema fundamental", dice el ministro Luis de Guindos, quien añade que las auditorias de Roland Berger y Oliver Wyman "disipan todas las dudas que existían sobre el sistema bancario español".

Las evaluadoras contratadas han "utilizado la información reservada en poder del Banco de España", según Restoy. Información disponible desde el pasado 31 de diciembre. ¿Nos toman por tontos? ¿Dónde ha estado el Banco de España en los últimos años? ¿Qué hacía con la información reservada que manejaba? ¿Tenía los ojos vendados o miraba hacia otro lado? Y seguiríamos con las preguntas. Ya es demasiado tarde para evitar fusiones bancarias inapropiadas, apadrinadas por el Banco de España. Deberían dirimirse responsabilidades, al menos por negligencia, para los gestores del Banco de España.

Mientras, la deuda soberana española se financia a unos intereses históricos tan elevados que nos pueden llevar, con otros agravantes, a la quiebra técnica. Algo que no ocu:re en Alemania ni en Francia donde los intereses que se pagan para financiar la deuda pública son muy bajos o irrelevantes.


El español que hoy ha abierto la nevera para comprobar que sólo tiene dos yogures naturales de marca blanca, una bandeja de pollo y tres tomates, la ha vuelto a cerrar con preocupación. En el bolsillo 10 euros; en el banco nada. Sin trabajo, con el subsidio agotado y recibiendo auxilio familiar. Las solicitudes de empleo que presenta no reciben respuesta o sólo breves palabras de ánimo y buenos deseos.

¿Qué le decimos a quien sólo tiene tres tomates frescos en la nevera? Rajoy puede enviarle el sms que escribió a de Guindos el sábado 9 de junio durante la reunión del Eurogrupo: "Aguanta, somos la cuarta potencia, España no es Uganda".

Si se escandaliza quien está al borde de la indigencia por cómo y quienes nos han llevado a esta situación de asfixia económica tenemos la respuesta del dimitido presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, mucho más famoso por sus miserables viajes a Marbella que por su alta responsabilidad: "Tengo la conciencia tranquila, no he cometido ninguna irregularidad".

Y para los que quieran un gesto de contrición siempre pueden contar con las palabras del Rey Juan Carlos I, tras su escandaloso y accidentado viaje a Botsuana: "Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir".

En España el tuerto es el rey.

jueves, 14 de junio de 2012

RAJOY, SORDO POR NECIO


"Rajoy se aznariza"; "Rajoy chulesco"; "Rajoy fanfarrón", son tres muestras de cómo es calificado el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, en los medios de comunicación. Si a ellos añadimos que en los mass media del primer mundo está visto como un ignorante capaz de provocar seísmos con sus eufemismos, estamos ante un presidente quemado en medio año y no exactamente por sus decisiones sino por sus espantadas y sus boutades. Hace poco se comentó que en las reuniones de altos cargos europeos se le veía totalmente descolocado y que ha aprendido a fingir que está en la onda aunque siga sin enterarse de nada.

Ahora descubrimos que es sordo por necedad.

Es como si después de su rueda de prensa en la Moncloa -el pasado 10 de junio-, la primera en dicho palacio desde que accedió a la presidencia del ejecutivo -algo inaudito-, hubiese estado ausente de este mundo. Es como si después de viajar a Polonia, para ver el estreno de España en la Eurocopa, Rajoy se hubiera perdido en el espacio europeo.

Tras una tormenta financiera desatada por su increíble eufemismo -"línea de crédito" con tal de no decir rescate financiero-, ha sido interpelado en el Congreso de los Diputados para que reconociera que se trata del rescate europeo de la banca española. Rajoy, al responder, ha vuelto a decir "crédito" en lugar de "rescate".

Es necedad. Y sordera por necedad. Es una mezcla -explosiva por el cargo que ocupa- de ignorancia y necedad, con todo lo que abarca el segundo término: imprudencia, ignorancia, presunción.

No oye, ni ve -lo que también es dramático-, que los mercados financieros exigen seriedad, rigor y transparencia. Y sobre todo, llamar a las decisiones por su nombre. A los grandes capitales ni a los parqués no se les puede chulear con eufemismos. La prima de riesgo española está en el límite asumible para la deuda soberana española. Tras la comparecencia de Rajoy se ha puesto a marcar máximos históricos desde la creación del euro. El bono español a 10 años se sitúa en el 7%. El abismo a partir del cual la deuda que se financie ya no se podrá devolver por el elevado interés.

Recordamos:"Tú dices tomate, yo digo rescate" el titular de Lisa Abend en Time que recoge la voz casi unánime de la prensa mundial y lo hace de forma sencilla, contundente y brillante. Si bien el propio Rajoy se encargó de ir más allá con su "aguanta, España no es Uganda", el fatídico sms que envío al ministro de Guindos el sábado 9 de junio en plena negociación del Eurogrupo. El mensaje presidencial de móvil se conoció el lunes 11 de junio y ha dado la vuelta al mundo condenando aún más la estulticia y la petulancia de Rajoy.

El domingo 10 de junio dijo que "el euro es irreversible". Si sigue actuando como un necio palurdo las llamas se avivarán más cada día y entonces ya podrá denominar "línea de crédito" a lo que le de la gana porque estaremos de nuevo en la peseta. Su añorada peseta -por lo visto y oído-.

Claro que Rajoy no está solo y esta semana tiene la efectiva ayuda de un desahuciado de la vida política española que ha encontrado acomodo en Bruselas. Se trata de Joaquín Almunia, quien, desde su atalaya de vicepresidente y comisario europeo de Competencia, está lanzando bombas incendiarias que ayudan a relajar la presión sobre la prima de riesgo española. Así, adelantándose a todos y sin tener los detalles de la operación de rescate ha dicho que la banca española tendrá que devolver al 8,5% las ayudas del rescate que a su vez tendrá que avalar el Estado español. Los mercados reaccionaron enseguida castigando a España. Y para no quedarse atrás, Almunia lo redondea -en declaraciones posteriores- diciendo que habrá bancos españoles que tendrán que ser liquidados. "Si no me equivoco", dice con temeridad en plena eurotormenta, al menos una de las entidades bancarias nacionalizadas en España "está encaminada hacia una liquidación para que no sea una preocupación constante tras la reestructuración". Muy oportuno Almunia, cuando nuestra suerte económica pende de un hilo faltaba un bocazas con ganas de protagonismo.

Es público y notorio que varias antiguas cajas de ahorro españolas han sido llevadas por los partidos a la bancarrota y parte de ellas han creado fusiones inviables como el caso de Bankia -Caja Madrid, Bancaja-. Por eso estamos donde estamos ahora. El momento para decir que un banco puede ser liquidado no parece ser este, aún así los hechos se encargarán de liquidar incluso al euro -si se llega a ese extremo-.

Somos el hazmerreír internacional. Lo de ser la cuarta potencia europea, como Rajoy mantiene en su sms sabatino, lo dejamos para otro momento. Sólo hay que ver cómo la BBC hace guasa crítica del tristemente famoso sms de Rajoy, haciendo incluso una comparativa estadística entre Uganda y España.

Presidente Rajoy: Si se le ocurre alguna nueva necedad sólo tiene que enviarla por sms. Será contestada en breve plazo.

martes, 12 de junio de 2012

TRANQUILOS, EL FUEGO ESTÁ CONTROLADO


"No se preocupen: La situación está controlada".


Por el humo se sabe donde están las llamas. El Gobierno español mantiene que no hay humo y por tanto, tampoco llamas. Los eufemismos y la actitud de Mariano Rajoy, el domingo 10 de junio, han avivado aún más las llamas.

Todos deseamos que el incendio devastador, como se puede ver, destruya sólo un ala del edificio -ya inevitable- y que se pueda salvar el resto. Si el fuego no pudiera ser controlado y se extendiera por todas las estancias, estaríamos perdidos.

El presidente del ejecutivo español dice que es azul cuando es negro. Mientras, el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, acaba de echar un cubo de aceite a las llamas manifestando que España cobrará al menos un interés del 8,5% anual a la banca española que reciba fondos del rescate decidido en el Eurogrupo. Los parqués han reaccionado enseguida negativamente y bancos medianos, que podrían pedir ayudas, han registrado un retroceso en su valor.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha dicho que las condiciones del rescate financiero español "sólo afectarán a la reestructuración bancaria, no al programa macroeconómico" y ha remarcado que "por supuesto" que habrá condiciones para "garantizar que el sector (bancario) sea oeprativo en el futuro". Merkel aún no se había pronunciado sobre el rescate europeo a la banca española.

Mirar la prima de riesgo española es mirar humo negro. Estamos rozando el 7%, el límite a partir del cual se considera que un país no puede pagar su deuda soberana.

¿Hay cortafuegos para una situación como ésta? Si nos sentencian los mercados internacionales podemos ser pasto de las llamas. Aún calmándose la eurotormenta que se ha desatado entraríamos en un bucle vicioso: Europa presta dinero a la banca española; el FROB recibe inicialmente los fondos del rescate bancario; el Estado español avala el importe del rescate; la banca necesitada recibe la inyección y se capitaliza; el Estado ve aumentado su déficit y pide ayuda a la banca española; ésta se lo presta comprando  deuda pública; nos endeudamos más; los bancos intoxicados que no puedan devolver los fondos recibidos obligarán al Estado a responder ante la Unión Europea pidiendo más ayuda para cumplir; mientras, otros bancos, por los efectos de la recesión, necesitarán también fondos para cubrir su creciente descapitalización... así hasta que no seamos capaces de mantener activo el sistema público y el financiero.

¿Es tomate o es rescate? 

No sabemos qué es peor, si huir como un cobarde por el garaje -10 de abril- o intentar tapar con eufemismos una realidad asfixiante -10 de junio-. Un momento histórico que requiere sinceridad, nunca soberbia. En ningún caso rematar con ignorancia arrogante: "Me voy a la Eurocopa tras haberse resuelto la situación".

Tú dices resuelto, yo digo agravado.

lunes, 11 de junio de 2012

AGUANTA, ESPAÑA NO ES UGANDA


Mensaje de móvil de Rajoy a de Guindos: "Aguanta, somos la cuarta potencia europea. España no es Uganda". Enviado en la tarde del sábado 9 de junio, según El Mundo, en plena negociación del Eurogrupo; reunión en la que participaba Luis de Guindos para pedir el rescate de la banca española.

El domingo 10 de junio, forzado por los medios de comunicación, Rajoy dio su primera rueda de prensa en Moncloa desde que llegó a la presidencia. El avión que le tenía que llevar a Polonia, para ver el estreno de España en la Eurocopa, calentaba motores. Y sostuvo que no es un rescate: "Es una línea de crédito" a la banca española -de hasta 100000 millones de euros-.

Los mercados financieros han tomado nota de todo: De la negociación; del resultado; de la comparecencia de Rajoy el domingo; también de la del ministro de Guindos en la tarde anterior, y para rematar pueden leer el sms de Rajoy a de Guindos. La prima de riesgo vuelve a volar por encima de los 500 puntos.

No se da cuenta Rajoy de que los eufemismos pueden ser como bombas que estallan en los mercados financieros y en los parqués de Bolsa. Huir de la palabra rescate nos hunde aún más. La crítica internacional es cada vez más dura, y con razón. Se resume en un titular de Lisa Abend en la revista Time: "Tú dices tomate, yo digo rescate".

En la reunión, entre ministros de Economía y Finanzas de los países del euro, España tenía el apoyo de Francia e Italia y -antes del acuerdo final- sufrió un encontronazo con varios países, Holanda y Austria entre los reacios, que exigían condiciones más duras si se tenía que salvar del desastre a la banca española. La negociación no avanzaba y de Guindos que estaba en contacto con el presidente Mariano Rajoy, a través del  teléfono móvil, recibió el sms que ya circula por toda Europa: "Aguanta, somos la cuarta potencia europea. España no es Uganda".

La cosa no acaba ahí: Hoy lunes, en el Salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela, el Rey tras presidir el acto de juramento del nuevo gobernador del Banco de España, Luis María Linde -quien ha preferido prometer a jurar-, le ha dicho a Linde: "Vaya momento" y éste le ha contestado: "Aquí estamos; a ver qué pasa".

Pensar que son frases desafortunadas, todas ellas, es ser benevolentes con quienes las expresan y quizás con nuestro destino. El refranero español dice que pensemos mal y acertaremos. Ni pensando bien se salvan del infortunio estas palabras que son el reflejo de un país que, tristemente, se hunde más en la pobreza intelectual y en la debacle económica.

"Tú dices tomate, yo digo rescate". Genial Lisa.

domingo, 10 de junio de 2012

¡HURRA¡ ¡ESPAÑA ESTÁ SALVADA¡

¡Estamos salvados: Que siga la fiesta¡


Europa ha optado por un rescate blando de España para evitar lo peor. Si es que aún se puede evitar.

Se inyectarán entre 40000 y 100000 millones de euros en el sistema financiero español para reflotar entidades arruinadas o al borde de la ruina. Lo terrible para la Unión Europea es que no hay datos fiables de España y ni se sabe aún cuánto dinero será necesario, por eso se han encargado auditorias privadas. Es el rescate bancario.

El rescate de las administraciones públicas se deja para más adelante; si no hay más remedio se hará. El objetivo de todos, en esto sí coinciden grandes socios europeos y Gobierno español, es evitar el rescate global de España mientras sea posible ya que podría acabar hundiendo a la propia Unión Europea por el efecto dominó: después Italia, más tarde Francia y finalmente la propia Alemania. Sólo este año vencen 250000 millones de euros en obligaciones de deuda pública española de todas las administraciones públicas. Rescatar España podría requerir una ayuda cinco veces superior a la que ahora se promete para la banca española.

Se veía venir: El Gobierno español ha estado negando hasta un minuto antes que fuese a pedir el rescate bancario. E incluso una vez acordado por el Eurogrupo -ministros de Economía y Finanzas de los países del euro- lo niega: "No es un rescate es un apoyo financiero a la banca española".

O mejor aún, es "la apertura de una línea de crédito europeo" para la banca española. Así, lo mantiene el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el mediodía de un domingo de fútbol, con un pie en la escalerilla del avión para volar a Polonia. Rajoy escapaba, de nuevo, y tras una catarata de críticas ha comparecido en el Palacio de la Moncloa forzado por las circunstancias no por iniciativa propia. "Al final voy (al fútbol) porque debo ir".

A España se le va a fiscalizar prácticamente todo: Cumplimientos presupuestarios e impuestos de las administraciones públicas; ahora también el sistema financiero. Sólo queda que los interventores europeos intervengan la economía privada. Algo que aún corresponde al Gobierno de España y que no hace bien, dada la evasión de capitales, la amnistía fiscal para captar fondos evadidos o el enorme fraude a Hacienda que cada año se repite contribuyendo a aumentar aún más la deuda pública española.

"Las entidades financieras tendrán que devolver lo que reciban", mantiene Rajoy, negando que sea un rescate a la banca española: "No voy a entrar en debates nominalistas, es una línea de crédito" -ahí se agarra una y otra vez-.

Hay que recordar que el rescate inicial de Grecia requirió 100000 millones de euros y que posteriormente, dada la agonía financiera de los helenos, se acordó un segundo rescate de 130000 millones de euros. España puede requerir nuevos rescates. Nadie lo desea pero podría ser inevitable si las cifras siguen sin cuadrar y las deudas sin pagar.

Por mucho que  en el Gobierno se recalque que el "objetivo es que vuelva el crédito", nadie puede garantizar que el crédito vaya a volver. El pronóstico que se puede hacer hoy es que no va a volver este año y veremos sí a mediados de 2013 empieza a fluir con cierta timidez.

Es un gobierno, el español, que camina desconcertado por los hechos; con un presidente experto en la huida rápida, incluso por el garaje -el pasado 10 de abril- como no olvidaremos nunca. El descrédito internacional de España por la gestión de la crisis que está haciendo el Gobierno es creciente e incontrolable. No es ningún éxito que se vaya a hacer una inyección de urgencia "a vida o muerte" para la banca española. Es más bien la confirmación de que se trata de salvar no sólo a España, también a la moneda única europea -por mucho que Rajoy diga que el euro "es irreversible" no lo es- y sobre todo se quiere proteger de lo peor a la propia Unión Europea.

"Una parte del sistema bancario español tiene dificultades", sostiene Rajoy. La que tenía menos dificultades se está viendo afectada por la toxicidad y el agujero de la mala banca. La banca buena está sacudida por la gran pérdida de valor en Bolsa y la presión sobre sus negocios internacionales.

Rajoy agradece el "comportamiento ejemplar de todos los españoles" en estas circunstancias y subraya que "no podemos gastar lo que no tenemos". Pues, lo volveremos a hacer y gastaremos lo que no tenemos una vez más.

martes, 5 de junio de 2012

EUROPA MEDIOCRE, EUROPA MÍTICA


La Unión Europea no ha funcionado bien. No es una unión completa y real.


Llegados a este punto nos preguntamos si Angela Merkel es una figura política mediocre. Brillante no es porque se está hundiendo en esta crisis europea tan perturbadora como larga y severa. Su partido, CDU, lleva 11 elecciones regionales perdidas en Alemania. Las recientes en Renania, se han considerado un gran fracaso electoral de la formación de Merkel. En otoño de 2013, según apuntan analistas alemanes e internacionales, Merkel podría perder las elecciones decisivas que marcarían su final político.

Puede estar defendiendo los intereses alemanes por encima de los europeos pero tampoco lo hace a satisfacción de los ciudadanos de Alemania, de ahí los varapalos electorales. Va remolque de los hechos. Se obcecó marcando límites a los déficits estatales y ahora descubre que ha perdido un tiempo muy valioso para grandes y valientes reformas, necesarias en la Unión Europea. Cerrada a los cambios accede a estudiar posibilidades, presionada por el entorno.

A los inversores alemanes que mantienen, pese a la gran fuga ibérica, más de 100000 millones de euros invertidos en España no les tranquiliza la cerrazón "a todo" de su canciller. Por eso Merkel, tozuda, acabará cambiando su conducción de luz corta, por una de luz algo más larga. Después la historia pasará sobre ella y será parte del pasado.

Entendemos que no quiera intoxicar capitales alemanes con eurobonos contaminados por las deudas procedentes de Grecia, Portugal, Irlanda, España o Italia. Los pobres PIGS revolcándose en el fango de su basura financiera.

No  entendemos que ni Merkel, ni nadie en Bruselas, haya puesto un poco de sentido común al rescate de Grecia: Los números no salen y Grecia no podrá devolver con intereses los capitales prestados por Europa. Es algo que no acabará bien y que se sabía antes de otorgarse la batería de préstamos de rescate a un país asfixiado.

La mediocridad actual europea va más allá de Merkel, se ha instalado en tantos despachos que es difícil encontrar oficinas libres de su terrible infección. Detrás de la crisis económica, no sólo hay un fracaso del sistema, una epidemia de corrupción, hay especialmente una crisis de valores. Y esa es nuestra mediocridad.


En Londres es fácil encontrar fresas inglesas, riquísimas, en cualquier supermercado entre mayo y junio; en España es tarea casi imposible encontrarlas; en Londres la presencia de fresones españoles -más grandes y menos sabrosos que las fresas- es menor que en París.

Los ingleses se han mantenido fieles a su moneda y a sus fresas, imperturbables han seguido adelante sin entrar en el euro. No sin padecer virulencias económicas y desastres financieros. Mientras, griegos -sobre todo-, españoles o portugueses ven peligrar, tras una década larga, su pertenencia al euro y temen un posible regreso a la moneda que ya creían perdida para siempre. Los portugueses acaban de aprobar un nuevo examen de los interventores europeos y podrán recibir 4000 millones de euros más. Es la Europa de los contrastes; rescatadores y rescatados; unidos y desunidos.


Se han perdido años preciosos para unir a los europeos con políticas bancarias, fiscales, de inversión pública comunes y, especialmente, para crear variados mecanismos de control económico para administraciones públicas y entidades financieras que hubiesen evitado las quiebras técnicas que nos afectan. Ahora vienen los lamentos. ¿Habría menos corrupción con una verdadera unión de los europeos? ¿O va unida inevitablemente a la mediocridad y a la incompetencia se haga lo que se haga?

miércoles, 30 de mayo de 2012

BANKIA, LA ROCA QUE FALTABA


España yace varada en el mar financiero con sendas vías de agua, abiertas tras chocar contra varias rocas. La última colisión se ha producido frente a un agujero negro financiero creado por una mole calcárea y quebradiza llamada Bankia.

Resiste la nave, de momento, sin hundirse. Si bien se ha ladeado tanto que amenaza con desaparecer totalmente y ser arrastrada por las corrientes a una sima cercana. Un temporal financiero podría acabar de empujar el cascarón herido a esa terrible fosa marina.

El capitán llegó a huir de la nave y lo hizo por lo que en un edificio terrestre se llama garaje. Huyó, sin decir nada, el pasado 10 de abril. De una forma cobarde, superado por las circunstancias, dejando estupefactos y enfadadísimos a los pasajeros. Sin articular palabra y sin hacer frente a la situación desapareció. Al día siguiente volvió pero siguió sin tranquilizar a los afectados.

El lunes 28 de mayo el capitán decidió dar la cara y hablar. El efecto de su comparecencia fue seguido de un fuerte oleaje que situó el riesgo de la nave en su nivel máximo desde las primeras colisiones: 539 puntos marcaba el miércoles 30 de mayo a mediodía.

Una de las torpezas cometidas en la comparecencia del 28 de mayo fue decir que "Bankia no tiene absolutamente nada que ver con la prima de riesgo" y ésta siguió desbocada hasta el nivel más alto de los alcanzados antes.

Las noticias relacionadas con el estado de la nave son cada día más preocupantes. Es un barco de tantas toneladas que dificulta enormemente cualquier posible acción de remolque o rescate. Ese es uno de los motivos por los que aún no ha sido rescatado. Se calcula que el coste de la operación de rescate sería como mínimo de 500000 millones de euros. Y por otra parte, el capitán del barco aún confía en ponerlo a flote de nuevo con medios propios.

Mientras, los posibles rescatadores barajan ya acciones directas y parciales, actuando sobre el agujero negro de Bankia para evitar el colapso total de la nave que por su cercanía podría ser engullida.

Lo ocurrido con España nos recuerda la terrible colisión del Costa Concordia frente a la costa de Giglio -en la noche del 13 de enero de 2012- ocasionada por la irresponsabilidad humana. Así estamos: varados, encallados, con sendas vías de agua y peligrosamente escorados. Ahora, en un tono diferente, podemos usar las palabras del aterrorizado capitán del Costa Concordia, Francesco Schettino, al huir de la nave: "¡Está oscuro¡" La mayoría de los pasajeros de la nave llamada España está sorprendiendo, por su coraje y agallas, a los posibles rescatadores y auxiliadores.

Dedicado a las personas que día a día, pese a todo, luchan por no ahogarse mientras achican agua del casco herido de España.   

Fotografía del Costa Concordia varado en Giglio tomada por Filippo Monteforte -AFP/Getty Images-.

martes, 29 de mayo de 2012

BANKIA, BANKIA, ¿QUIÉN NOS HA ROBADO?


Había una vez un ejecutivo de Bankia, que procedía de Bancaja, que se retiró unos meses antes de que se supiera que el grupo financiero había quebrado técnicamente. Dijo adiós con la jubilación y el seguro de ahorro pactados en su día, casi 14 millones de euros.


La historia podría continuar con el ejecutivo retirado viajando por el mundo y disfrutando de su indemnización millonaria. No sigue así.


La siguiente escena nos sitúa junto a un cajero automático de una sucursal de Bankia, una máquina que cada día entrega varios miles de euros; repartidos en extracciones de diferentes personas. Un día se quedó bloqueada, por un problema informático, y no dio el dinero que le habían ordenado. La usuaria afectada entró en el interior de la sucursal para explicar lo que le acababa de suceder. 


En ese mismo instante estaban atracando la oficina y la persona que iba a reclamar su dinero se quedó boquiabierta. No le hicieron nada. Afortunadamente, los atracadores, dos encapuchados, no tardaron en salir a la carrera de la sucursal bancaria una vez que un contable les entregó una bolsa con un considerable número de billetes de diferente cuantía. Quienes habían acudido a hacer alguna gestión no sufrieron agresiones; salvo un brusco empujón a un anciano al iniciarse el atraco.


Un par de minutos después llegaron unos diez policías, en vehículos con sirenas activadas, y se dispusieron, tras entrar en la oficina, a seguir sus protocolos de actuación.


Los ladrones habían podido escapar con el botín sin ser detenidos. El deseo de los presentes era que pronto fuesen detenidos y se pudiera recuperar el dinero robado.


Así es como nos sentimos ahora: atracados, estafados y engañados. Atracados y estafados por quienes han llevado al vertedero a una parte del sistema financiero español intentando ocultarlo y engañándonos con maquillaje de cadáveres. Deben pagar por lo cometido y asumir responsabilidades administrativas, civiles y penales.


*La fotografía tomada en un cajero automático de Bankia es de Reuters.

lunes, 28 de mayo de 2012

BANKIA, CÓMPLICES O IDIOTAS


Nos han estafado y lo han hecho ante nuestros ojos. ¿O creían que los teníamos vendados? Si nos toman por idiotas es aún peor. 

Cada día más personas se sienten más dolidas, más quemadas, por lo que está sucediendo en España.

Vamos a tener que salvar Bankia y... todo lo que haga falta. A costa de nuestro dinero.

La prima de riesgo española está en zona de intervención europea: Y avalar, aportar o cubrir la ruina de Bankia es justamente lo que necesita nuestra deuda pública para ser más impresentable de lo que ya es.

Los mercados internacionales no confían en nosotros. No cumpliremos; nuestros déficits no se reducirán en la medida deseada.

Bankia no tendría que haber nacido. Es una fusión engañosa y su salida a Bolsa en 2011 ha sido la manera más rápida de esparcer la basura tóxica acumulada por su exposición al "ladrillo". Se ha hecho justamente lo que se había denunciado en Estados Unidos durante la pasada década: La basura inmobiliaria se disfrazó de rentabilidad y se esparció por los bancos y las bolsas de todo el mundo.

Han fallado todos los mecanismos de control: Ni Bankia debería haber nacido, especialmente por el estado de Bancaja, ni debería haber salido a Bolsa. Hoy BFA, banco matriz de Bankia, reconoce, al fin, pérdidas en 2011 superiores a los 3300 millones de euros.

¿O es que somos todos idiotas?

Que tengamos que aportar -según lo conocido hasta este día, 28 de mayo-, de la forma que sea -incluso camuflada a través de deuda pública-, 23500 millones de euros a Bankia es algo que nos rasga por dentro y que nos convierte en cómplices de la derrota financiera española.

Cuando el nuevo gestor -Goirigolzarri- de este ruinoso grupo financiero, además, anuncia que va a emitir 60000 millones de euros en deuda o valores convertibles en acciones nos damos cuenta de las mentiras, ocultaciones, engaños y tropelías que se han cometido.

No puede ser que los anteriores gestores se vayan a su casa, ni que se vayan "de rositas" -expresión muy española-: Se han de dilucidar responsabilidades administrativas, civiles y penales.

Al final, el sistema ha podido con nosotros, ha sacado lo peor del ser humano -codicia, avaricia y mucho más- para acabar poniéndonos, a los españoles, de rodillas ante el mundo. O lo que es peor: Postrados en un lecho; que no queremos que sea de muerte.

viernes, 25 de mayo de 2012

MISERABLES ENREDOS


Con toda la dureza hay que criticar la absurda pérdida de tiempo, energía y dinero -especialmente público- en actitudes, palabrería, provocaciones y debates de política de campanario.


Que unos dicen que silbaran y otras y otros respondan lo que debería hacerse si los primeros silban: Debate que sigue, sigue, sigue... Es, visto desde otros países, absurdo hasta la extenuación.


Se resquebraja el insostenible sistema español con una administración pública obesa que congrega residuos franquistas, como las diputaciones provinciales, con ayuntamientos y reinos de taifas que son las autonomías, parte de ellas en quiebra técnica como una larga lista de consistorios también arruinados, junto a una administración central incompetente en muchos aspectos y nos detenemos a debatir, con cargos públicos que abandonan sus tareas urgentes para entrar al trapo, como niños sobre pitos, silbidos y banderas.


Banderas de nuestros relojes que un día nos dirán que la barca está totalmente hundida y que lo único visible para otros navegantes son las banderas de nuestros campanarios.


De política de campanario estamos hartos.


O invertimos nuestro tiempo en lo realmente urgente o la marca España va a tener el tratamiento más duro de todos los posibles: El abandono a nuestra suerte.


Inversores internacionales: ¡El último en salir que cierre la puerta¡ 


Nos quedaremos solos, miserables, respirando este aire tóxico irrespirable.

jueves, 24 de mayo de 2012

FALSE DREAMS, REAL LIFE


Es real, despertamos y sigue ahí: Maldito drama que nos ha tocado vivir. Nuestro perro sigue durmiendo y nosotros nos angustiamos más.
Nos agarramos a lo más hermoso, si lo tenemosAmor, amistad, libertad y todo lo que nos hace sonreír en una vida que es mucho más que esta pesadilla pasajera.


Por mucho que dure, acabará.

martes, 22 de mayo de 2012

LA EMPERATRIZ NO ES MERKEL

Crown Fountain de Jaume Plensa. Millenium Park, Chicago.


Merkel no es ninguna emperatriz, aunque creyendo serlo conceda audiencia, a más de treinta grados, a pleno sol a bordo de un barco de recreo en Chicago.

Hubo un presidente de Francia que creyendo ser un nuevo Napoleón acabó arrinconado a la primera de cambio, era un ferviente seguidor de la supuesta emperatriz -sin amor ni sexo-. La historia se ha tragado su nombre que ya reposa en el olvido.

Y va Rajoy y acepta, y se agacha -sentado casi en genuflexión- para escuchar atentamente lo que Merkel tiene a bien decirle en esta peculiar y soleada audiencia. A todo dirá que sí, pues ni es emperador ni es rey. Que para eso ya tiene un rey que mata elefantes, si se ponen a tiro.

No queremos un presidente que diga a todo que sí.

Si nos dejan en aguas cenagosas, nos abandonan a nuestra suerte.

Suena mal, muy mal, que la supuesta emperatriz diga que en septiembre vendrá a España con unos inversores alemanes. ¿A qué vendrán? ¿A recoger migajas, a presentar OPAS a diestro y siniestro ante grupos empresariales destartalados por sus valores volatilizados en Bolsa? ¿A reírse de nuestra suerte? ¿A presentar condolencias?

A todo que sí: No.

De acuerdo, primero a pleno sol, con todo el calor, flotando, navegando sobre el río, vale...Después, eso sí, se podría haber visitado un lugar de encuentro especial, también a pleno sol, con agua juguetona, sugerente, creativo y sobre todo muy humano, muy del siglo XXI: Crown Fountain -sin salir de Chicago- un espacio que es obra de un artista de fama mundial: Jaume Plensa -nacido en Barcelona en 1955-. Uno de los grandes artistas vivos, sin ninguna duda.

Y... ¿Pensó Rajoy que ese era un buen lugar para continuar el encuentro o "audiencia"?

La respuesta la tenemos en la mente. Coincidimos todos.

Si perdemos la dignidad no nos quedará nada.

Somos el convidado de piedra en la reciente reunión del G-8; se habla de nosotros, de nuestra deuda, sin que estemos presentes.

De acuerdo en que Merkel no acepte eurobonos que acabarían esparciendo "basura" financiera por doquier e "intoxicando" a los actuales bonos alemanes; pero sí es necesario y hay que estudiar fórmulas y reformas europeas para que la deuda soberana de países como España, con posibilidades de salvación -pese a rozar lo peor- no se multiplique, hasta lo impagable, con intereses usureros -impuestos por el mercado internacional- que hacen inviable cualquier plan de ajuste, pues nunca se podrá pagar la prenda. Largo me lo fiáis.

Ni Merkel es emperatriz, ni faraona; ni Rajoy es el caballero valiente que quisiéramos.

Es un ser temeroso, sin espada ni reino, que cuando y cuanto más se le necesita huye por un garaje en el que no hay carruaje ni caballos, sólo escoltas y coches blindados.

sábado, 19 de mayo de 2012

EVERYTHING BUT THE MONEY

La sensualidad musical de Donna Summer no ha muerto
aunque ella sí.



She works hard for the money salió a la calle en 1983, hace 29 años; varias crisis económicas nos separan de aquel momento.

Nuestras actuales depresiones sociales y económicas morirán también un día.



Mientras, hemos de trabajar duro para conseguir algo de dinero con el que pagar algo de lo mucho que debemos


"Partimos de la pobreza para alcanzar las más altas cotas de la miseria", Groucho Marx.

martes, 15 de mayo de 2012

15 M OMENTOS PARA PENSAR



15 momentos para pensar


15 sentencias sobre nosotros mismos:

España se encuentra en crisis económica y depresión social desde 2008. Inicialmente se negó la crisis y las llamadas medidas de estímulo a la economía fueron absurdas. Aún recordamos lo de aquellos fondos públicos despilfarrados con equivocaciones tan sonadas como los 400 euros devueltos del IRPF o el Plan E con su continuación en un segundo plan que también contribuyó a vaciar más la caja estatal.

España está arruinada por mala gestión pública, financiera y privada. Hemos gastado y nos hemos endeudado por encima de nuestras posibilidades.

Puede quedar excluida del euro e intervenida por la UE y el FMI. La Unión Europea, según se calcula, no podría rescatar en solitario a España y necesitaría la ayuda auxiliar del Fondo Monetario Internacional. Pueden ser necesarios 500000 millones de euros para rescatar a España.

En este país ha habido un saqueo generalizado.

Las reglas de juego han favorecido el pillaje de capitales de variada procedencia -públicos y privados-. Ello da menor margen de maniobra a la Justicia.

La transición democrática no creó un sistema administrativo público operativo y sostenible: ayuntamientos, diputaciones, autonomías, instituciones estatales y hasta consejos comarcales. Se celebran plenos y sesiones de cargos electos -concejales, diputados provinciales,  diputados autonómicos,  diputados nacionales y senadores en los ayuntamientos, diputaciones provinciales, parlamentos autonómicos, Congreso y Senado, respectivamente.

Una administración tan abultada, sobredimensionada, con duplicidad de competencias en ocasiones, no se puede mantener. Hay policías locales, autonómicos, nacionales, guardias civiles, policías judiciales, etc. Hay delegados del Gobierno central en las autonomías y subdelegados del mismo Gobierno en las provincias; direcciones provinciales de Ministerios en las capitales de provincia; hay autonomías que tienen delegados del Gobierno autonómico en las provincias y así, ejemplo, tras ejemplo, hasta una espiral de cargos electos, o nombrados por decreto, que eleva, multiplica y desborda el gasto público con todo lo que supone de presupuesto para personal de apoyo, coches oficiales, escoltas, conductores, administrativos, técnicos, oficinas, mantenimiento, telefonía, combustible, dietas y un largo etcétera.

Ningún partido gobernante desde la transición democrática, ni políticos con poder de decisión para ello, se ha atrevido a recortar el excesivo gasto de las administraciones públicas. Las diputaciones provinciales, como residuo franquista, no han sido suprimidas. Cuando sus funciones podrían ser asumidas por los gobiernos autonómicos.

El sistema financiero debería haber sido reformado en los años del boom inmobiliario. No se reformó y de aquellos polvos vienen estos lodos.

La burbuja inmobiliaria hizo perder el sentido de la realidad y el propio sentido común a buena parte de los ciudadanos del país.

El sistema democrático español permite que la Monarquía -figura anacrónica- degenere sin resortes de control que lo impidan o que puedan hacer abdicar al Rey.

El sistema educativo español ha fracasado y necesita una reforma profunda. Recortarle presupuestos aumentará su propio fracaso, que es el de los escolares y estudiantes.

La ética es una perla de gran valor y muy difícil de encontrar en nuestra sociedad. Se ha perdido en lugares de los que nunca debería haber desaparecido.

Nos hace tanto o más daño que la crisis, ahora recesión, la depresión social. La angustia social en aumento en los últimos meses contribuye a parar, aún más, el consumo. Y nos hundimos más aún.

Sobre todo, la depresión social nos afecta emocionalmente. Los suicidios han aumentado y ya sobrepasan en número al de fallecidos en accidentes de carretera. En el año 2010 más de 3100 personas se suicidaron en España. Es un drama silencioso y letal.

No saldremos de este "hundimiento" sin reflotar nuestras propias ganas de navegar. La pregunta es si podemos pagar o no lo que debemos. Con tanto déficit oculto e intereses tan elevados para la deuda pública, ponernos al día y evitar el crack de España roza lo no posible. Si evitamos el crack puede que no podamos evitar el catacrack. Eso sí será el desmoronamiento absoluto.  


Fotografía tomada en la plaza de la Constitución de Huelva en una concentración del Movimiento 15 M a finales de mayo de 2011 y publicada por Huelva Ya.

viernes, 11 de mayo de 2012

LAMENTO POR GRECIA



En este instante cuando en España estamos cerca de la intervención de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional me siento más cercano a los griegos.

Llevo tiempo sintiéndome cercano.

Han sido engañados. Estafados.

Es llamativo que las Olimpiadas de Atenas 2004 costaran el doble de lo que debían haber costado. La corrupción ha sido tan generalizada que ha hundido al país heleno. Y no podrá pagar el rescate, ni ahora ni después. No me atrevo a decir nunca porque siempre puede haber una quita adicional y que el Estado griego pague lo que pueda.

Me siento europeo como los griegos. Ellos son la cuna de la democracia. Una democracia que ha sido aprovechada en beneficio propio por muchos políticos y sus amigos para enriquecerse.

Ahora estamos llegando al punto griego, con muchos matices, y ya no notamos en la garganta tanta angustia como los últimos días. Será porque tenemos menos miedo.

Sigue doliendo lo que ha ocurrido y no deben pagar justos, honrados, por quienes sí han creado la crisis, la burbuja inmobiliaria, los activos tóxicos, los préstamos impagables, la alta morosidad, la evasión de capitales...

No somos los que hemos arruinado al país los que hoy lloramos por Grecia, sabiendo que España va a continuación. Que no sea el final. Que aún nos quede dignidad para abrir una puerta nueva juntos en Europa.

Difícil lo veo.

*La fotografía es de Louisa Gouliamaki -AFP/Getty Images- tomada en Atenas el 8 de marzo de 2012. Un hombre camina junto a un graffiti artístico. Click en la imagen si se desea ampliarla.

jueves, 10 de mayo de 2012

ROZANDO LO PEOR




Estamos realmente al borde de lo peor. Puede que el colapso total ocurra en 2013 cuando el Estado no pueda prestar más a quienes le piden ayuda con el agua al cuello: ayuntamientos, autonomías, entidades financieras. Y éstas no podrán devolver todo lo que se les presta y prestó. 


Si el prestatario no cumple sus actuales obligaciones de pago tampoco cumplirá nuevos compromisos contraídos con nuevos préstamos.


El ayuntamiento o autonomía que ya se encuentra en quiebra técnica, aunque no se haya producido la intervención estatal, no podrá pagar tampoco el oxígeno que recibe ahora.


No hay suficientes ingresos para devolver lo que es prestado.


Estamos dando aire a muertos vivientes y ello hunde más al Estado convertido ahora en prestamista. 


Y para redondear: nuestro Estado prestamista puede condonar un préstamo de 4500 millones de euros de difícil cobro -nos referimos al otorgado a Bankia- a cambio de convertirse en socio de una entidad financiera intoxicada por el "ladrillo" -se habla de 37000 millones de euros intoxicados en Bankia-.


No falta mucho -si se pudiera evitar- para que España acabe pidiendo ayuda al Fondo Monetario Internacional -FMI- y al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera  -FEEF, creado en la Unión Europea para rescatar a los países con problemas-.

España no puede ser rescatada por la Unión Europea como Grecia. Podemos necesitar unos 500000 millones de euros para ser rescatados; el FEEF se quedaría corto y sería necesaria la ayuda auxiliar del FMI.


La crisis española nos lleva a la depresión económica y social, y ésta nos puede llevar al colapso financiero. De ahí al caos no faltará nada.

miércoles, 9 de mayo de 2012

INTERVENCIÓN. VUELVAN MAÑANA



El Estado prestamista. El riesgo de una intervención europea en España aumenta. Y nadie lo desea porque 500000 millones de euros necesarios para un rescate de las maltrechas arcas españolas no crecen  en los parques de Bruselas, han de salir de los europeos.

Ahora el Estado se ha convertido en un gran prestamista que igual salva un ayuntamiento que una autonomía en quiebra o grandes entidades financieras. Hay un riesgo de intoxicación generalizada.

Se prestan fondos públicos con intereses a administraciones públicas o financieras en quiebra técnica o intoxicadas. Por lo tanto, si no podían pagar antes del préstamo sus obligaciones tampoco podrán pagar ni las anteriores ni las nuevas. Sumando obligaciones anteriores y posteriores tendremos una mayor obligación de pago que difícilmente será satisfecha. La morosidad y la toxicidad se esparce por doquier.

Los préstamos públicos a entidades financieras se convierten en tóxicos ya que se conceden para tratar intoxicaciones -las peores por el "ladrillo"- y si el prestatario no pudiese devolver en tiempo y forma lo recibido entonces el Estado tendría mayores problemas de los que ya tiene. Los morosos que no devuelvan los fondos prestados ahogarán más, intoxicando también, al Estado español. 

Mientras, el paro sigue subiendo con la previsión de alcanzar los seis millones de desempleados. Las empresas de diferentes sectores siguen cerrando sus puertas y la morosidad bancaria sigue aumentando. Cada día se renegocian créditos y préstamos que los clientes, muchos de ellos de una solvencia histórica contrastada, no pueden pagar porque ellos tampoco reciben ingresos regulares de sus actividades profesionales o empresariales, si es que no han perdido el trabajo o han entrado ya en concurso de acreedores.

No olvidemos que la deuda pública española crece y se financia con intereses muy altos que será difícil afrontar con disminución de ingresos pese a los aumentos de impuestos.

Por tanto, estamos en la cuerda floja. No tenemos experiencias anteriores de este calibre y de todos depende aflojar el nudo que nos puede ahogar. Pero si nos intoxicamos de ruina entonces será la muerte por miseria.